¿Por qué el mantenimiento web es tan importante para mi empresa?

Internet lentamente se ha transformado en el medio de promoción ideal para las empresas, es a través de este, que millones de negocios dan a conocer sus servicios y/o productos, conectando así de una manera más eficiente con su público objetivo.

El desarrollo web es un proceso continuo, esto significa que el  proceso de desarrollo no termina en el momento en que se crea un portal, ya que el buen funcionamiento de este implica un monitoreo y ajustes constantes, entre otras acciones que aseguren que la página sea funcional y destaque; a este conjunto de acciones se le conoce como mantenimiento web.  

¿Cómo debe de ser el mantenimiento web de mi página?

En términos de desarrollo web profesional, el mantenimiento que le brindes a tu página web varía según el tipo de portal que estemos abordando; si hablamos de un sitio pequeño o básico, el mantenimiento suele ser una tarea relativamente sencilla, dedicando alrededor de 2 o 3 horas por semana. Sin embargo, si estamos hablando de una página más extensa, la tarea de darle mantenimiento se puede volver incluso un trabajo de tiempo completo.

Por ello, si se está pensando en crear una página web más ambiciosa, que cuente con una alta cantidad de secciones, contenido, que sea rica en diseño y user experience (UX), lo mejor es tratar directamente con profesionales que se especializan en diseño y desarrollo web.

¿Qué partes de mi sitio requieren de un mantenimiento web? 

Como lo mencionamos anteriormente, el desarrollo de un sitio web, incluyendo su mantenimiento, es un proceso que debe de estar presente invariablemente durante la vida funcional de nuestro portal. Dentro de las operaciones de tu sitio web existen factores y partes que requieren de una atención prioritaria y son aquellas en las que se destina la mayoría del tiempo y esfuerzo de mantenimiento:

  1. Contenido: esta parte del sitio es la que requiere de manera más constante actualización y optimización, el contenido de tu página es aquello que le da vida y valor, ya que es aquello de lo que tu público se nutrirá una vez dentro de tu portal web, por lo cual un mantenimiento usual requiere estar agregando, cambiando y mejorando el contenido constantemente.
  2. Enlaces: los componentes de tu sitio se encuentran enlazados de una manera específica, por ende, cualquier modificación por más mínima que sea, en esa estructura de enlaces, puede afectar la relación que existe entre ellos y estropear dicha estructura, generando un sinfín de problemáticas tediosas, más comúnmente, terminamos con enlaces rotos, lo cual puede ser frustrante no solo para nosotros, si no para los usuarios que visiten tu portal, es importante entonces estar realizando un constante monitoreo en este contexto para identificar y prevenir las problemáticas mencionadas.
  3. Diseño: el diseño de tu sitio web no solo es su tarjeta de presentación ante tus clientes, también define en gran parte la experiencia de los usuarios que visiten este mismo. Así como la identidad de tu marca va evolucionando, también el diseño y los componentes visuales de tu sitio deben de estar en constante actualización.
  4. Software base: finalmente, pero no menos importante, contemplar los sistemas y aplicaciones en los que están cimentados nuestro sitio, es vital, para evitar problemáticas de alto riesgo como una brecha de seguridad, desactualizaciones de web, errores en los modelos de uso o web logs, así como para tomar decisiones más puntuales sobre cualquier tipo de debilidad que pueda presentar la estructura de nuestra página.

En Estrasol, somos expertos en Desarrollo web, damos vida a tu idea o proyecto implementando las últimas tendencias en Diseño Web UI/UX, garantizando un funcionamiento óptimo y que facilita que tu sitio sea indexado en los buscadores, así tu página y mejor aún, tu empresa, serán fácilmente encontrados en lugares tan importantes como Google.

Leave A Comment